¿Por qué las hojas de mi marihuana apuntan hacia arriba?


¿Por qué las hojas de mi marihuana apuntan hacia arriba?

Las hojas orientadas hacia arriba son un síntoma bastante frecuente en el cultivo de marihuana. En este artículo, te explicamos en qué consiste este síntoma y cuándo debería ser motivo de preocupación. También te enseñaremos cómo solucionarlo y cómo evitar que vuelva a ocurrir en el futuro.

¿Las hojas de tus plantas de marihuana apuntan hacia arriba, en dirección a la luz de cultivo? Este síntoma bastante habitual puede inquietar a los cultivadores, especialmente a los novatos que lo ven por primera vez. Pero las hojas de marihuana orientadas hacia arriba no siempre son motivo de preocupación. Descubre cuándo deberías preocuparte por ello, y qué hacer al respecto.

¿Por qué las hojas de marihuana apuntan hacia arriba?

Hay varias causas que pueden hacer que las hojas de cannabis apunten hacia arriba. Entre estas se incluyen:

• Luz muy intensa
• Quemaduras por luces
• Estrés térmico o alto nivel de humedad
Exceso de fertilización

A continuación, analizaremos en más detalle al principal culpable de este problema: las quemaduras por luces. Si no crees que esta sea la causa de las hojas hacia apuntando hacia arriba en tus plantas, echa un vistazo a nuestros artículos sobre las otras causas mencionadas arriba.

¿Qué son las quemaduras por luces en las plantas de marihuana?

¿por qué las hojas de mi marihuana apuntan hacia arriba?

Las quemaduras por luces en la marihuana son la respuesta natural de la planta al exceso de luz, es decir, al estrés lumínico. Este problema ocurre principalmente en los cultivos de interior, donde los cultivadores proporcionan toda la luz posible para aumentar al máximo el crecimiento de las plantas, la cosecha y la producción de THC. Ni siquiera las luces de cultivo más sofisticadas pueden imitar la calidad de la luz del sol; y el lugar donde coloques la lámpara y el número de horas que la dejes encendida puede afectar enormemente al crecimiento de tus plantas.

Durante la fase vegetativa del cannabis, a la mayoría de cultivadores de interior les gusta dar a sus plantas entre 16 y 18 horas de luz continuas cada día. Si se hace correctamente, esto puede dar grandes resultados. Pero utilizar un tipo de luz inadecuado, o colocar la lámpara demasiado cerca de las plantas, puede hacer más daño que bien.

Si tus plantas tienen las hojas apuntando ligeramente hacia arriba (especialmente las hojas más jóvenes, situadas cerca de la copa de la planta), pero por lo demás parecen sanas (es decir, tienen un color verde saludable y parecen crecer correctamente), puede que hayas encontrado ese “punto óptimo” que buscan la mayoría de cultivadores de interior, en el que aumentas lo máximo posible las horas de luz sin causar demasiado estrés a las plantas.

Pero si tus plantas tienen las hojas enroscadas hacia arriba y muestran síntomas de un crecimiento poco saludable (más detalles abajo), tendrás que revisar la iluminación de tu zona de cultivo.

¿Qué aspecto tienen las quemaduras por luces?

Las quemaduras por luces provocan algunos síntomas evidentes, que incluyen:

  • Hojas enrolladas hacia arriba
  • Hojas con las puntas y bordes blanqueados (no confundir con una deficiencia nutricional)
  • Cogollos blanqueados
  • Crecimiento atrofiado

Sigue leyendo para ver una descripción más detallada de estos síntomas y sus causas.

Hojas apuntando hacia arriba

¿qué aspecto tienen las quemaduras por luces?

Las hojas del cannabis (especialmente las hojas de abanico) son el motor de la fotosíntesis. Cuando una planta sufre quemaduras por luces, sus hojas de abanico apuntan hacia arriba, en dirección a la luz; para ser más concretos, cada uno de los “dedos” de las hojas se enrolla hacia arriba, como si se cerraran sobre sí mismos. Esta es la respuesta física de la planta al exceso de luz: un intento de reducir al mínimo la superficie de las hojas para minimizar la exposición a los rayos de luz.

Hojas con las puntas/bordes quemados o marrones

Las puntas y bordes quemados en las hojas de marihuana son un síntoma habitual de las quemaduras por luces, aunque podrían confundirse fácilmente con una deficiencia nutricional. Pero ten en cuenta que las carencias nutricionales suelen provocar la decoloración de toda la hoja, mientras que las quemaduras por luces se caracterizan por quemar las puntas o los márgenes de las hojas. Sin embargo, si no se soluciona el problema, las quemaduras por luces podrían acabar amarilleando y secando gran parte de la hoja, aunque suelen afectar primero a las puntas y los márgenes.

Cogollos/hojas blanqueados

El “blanqueamiento” es otro signo habitual del estrés lumínico y las correspondientes quemaduras por luces. Como respuesta a una exposición excesiva a la luz, las plantas de marihuana podrían dejar de producir clorofila en las zonas más afectadas de la planta para ralentizar la fotosíntesis; y como consecuencia, las plantas podrían desarrollar manchas de color blanco o amarillo pálido.

Hojas amarillas con venas verdes

Si no se pone remedio, las quemaduras por luces pueden hacer que toda la hoja se vuelva amarilla, se seque y se muera. Como hemos mencionado, este tipo de quemaduras suelen causar primero el amarilleamiento de las puntas y los perfiles de las hojas, pero con el tiempo esto puede extenderse y afectar al resto de la hoja, especialmente en las hojas de la parte superior de la planta. Pero a medida que las hojas se vuelven amarillas, las venas suelen permanecer verdes (a diferencia de lo que ocurre en una deficiencia de nutrientes, que suele afectar a toda la hoja).

Daños en la parte superior de la planta

Los síntomas de las quemaduras por luces suelen producirse en la parte superior de las plantas, incluidas las hojas más jóvenes, ya que son las zonas más expuestas a la luz (salvo que uses luces laterales en tu cuarto/armario de cultivo).

Quemaduras por luces y quemaduras por nutrientes

¿qué aspecto tienen las quemaduras por luces?

Para los cultivadores novatos, puede ser difícil identificar correctamente los problemas de las plantas, ya que muchos de ellos tienen síntomas idénticos o muy similares. En concreto, las quemaduras por luces pueden confundirse fácilmente con las quemaduras por nutrientes, que también pueden causar el amarilleamiento o decoloración de las hojas y, en algunos casos, que las hojas apunten hacia arriba.

Las dos diferencias principales entre ambos tipos de quemaduras son:

  • Las quemaduras por luces provocan el amarilleamiento de las puntas y los bordes de las hojas, y solo afectan al resto de la hoja tras un periodo prolongado. En cambio, las quemaduras por nutrientes hacen que la hoja entera se vuelva amarilla o se decolore en un plazo mucho más breve.
  • Las quemaduras por luces suelen afectar a las hojas y cogollos de la parte superior de la planta (es decir, las zonas más expuestas a las luces de cultivo). Las quemaduras por nutrientes pueden afectar a las hojas de toda la planta, dependiendo de si sufren una carencia de un nutriente móvil o inmóvil. Por ejemplo, el nitrógeno es un nutriente móvil, por lo que su carencia suele afectar primero a las hojas más viejas de la parte inferior de la planta. En cambio, el calcio es un nutriente inmóvil, por lo que la carencia de calcio suele afectar primero a las hojas jóvenes.

Si sospechas que tus plantas sufren quemaduras por nutrientes en lugar de quemaduras por luces, asegúrate de aprender a diagnosticar y tratar correctamente las distintas deficiencias nutricionales del cannabis.

Cómo remediar y prevenir las quemaduras por luces en la marihuana

¿qué aspecto tienen las quemaduras por luces?

Para remediar y prevenir las quemaduras por luces en las plantas de cannabis, básicamente hay que ajustar la posición (y a veces el tiempo de funcionamiento) de las luces de cultivo. La forma de hacer esto dependerá del tamaño de tu espacio de cultivo, de las características de las variedades cultivadas y del tipo de lámpara que uses.

Si detectas síntomas de quemaduras por luces, lo primero que debes hacer es mantener la calma. Aunque nunca es ideal ver que tus plantas sufren algún problema, los daños causados por las quemaduras lumínicas son mínimos y fáciles de tratar, especialmente en comparación con el estrés causado por las plagas o las deficiencias nutricionales.

A partir de aquí, puedes corregir las quemaduras por luces aplicando los siguientes consejos.

Aleja las luces de las plantas

La mayoría de cultivadores mantienen las luces a una distancia de entre 35 y 90cm de la parte superior de las plantas, dependiendo del tipo de lámpara que utilicen. Las luces de halogenuros metálicos o las luces de sodio de alta presión generan mucho calor, por lo que los cultivadores prefieren mantenerlas más lejos de las plantas que las luces LED o las fluorescentes. Para medir la intensidad lumínica de tu zona de cultivo, puedes usar un luxómetro. Recuerda que el rango ideal de luxes para el cannabis es de aproximadamente 60-70.000 (dependiendo de la fase de cultivo).

Entrena o poda tus plantas

Si no es posible mover las luces, tal vez tengas que aplicar técnicas de entrenamiento para hacer que tus plantas crezcan lateralmente en lugar de verticalmente. Si entrenar las plantas no es una opción, puedes podarlas para que no estén tan cerca de la lámpara.

Reduce la potencia de la luz de cultivo

Con algunas lámparas LED y HID, puedes ajustar la potencia o activar un reductor de luz. Si este no es tu caso, puedes intentar atenuar la luz colocando una tela o malla de sombra fina entre la luz y las plantas.

Mantén unas condiciones de cultivo óptimas

La mejor forma de promover un crecimiento sano en tus plantas de marihuana es mediante un enfoque integral que abarque todos los aspectos del cultivo: desde la temperatura, la humedad y la ventilación del cuarto/armario de cultivo, hasta la calidad del sustrato, la calidad del agua y la calidad de los fertilizantes. Si falla alguno de estos aspectos, la salud de tus plantas se verá afectada, y serán más susceptibles a sufrir otros problemas, como las quemaduras por luces.

Elige la variedad adecuada para tu cuarto de cultivo

Una gran forma de evitar las quemaduras por luces en el futuro es elegir una variedad adecuada para tu espacio de cultivo. Por ejemplo, si cultivas en un espacio pequeño, elige una variedad que mantengan una altura compacta, en lugar de una planta con tendencia a estirarse. Y si tienes una luz de alta intensidad, busca variedades resistentes a la luz, como las que figuran a continuación.

Tres variedades con gran resistencia al estrés lumínico

Elige la variedad adecuada para tu cuarto de cultivo

Algunas variedades de marihuana son más resistentes que otras a ciertos tipos de estrés. En la base de datos de variedades de CannaConnection no solo encontrarás información sobre los aromas, sabores y efectos de cada variedad, sino también sobre sus características de cultivo (como su resistencia a diferentes tipos de estrés).

Aquí tienes tres variedades especialmente resistentes a la alta intensidad lumínica y a las quemaduras por luces.

1. Sour Diesel

La Sour Diesel es conocida por fumadores y cultivadores de marihuana de todo el mundo. Esta variedad ofrece un aroma único y un colocón cerebral estimulante, y es extremadamente resistente. Ya sea en interior o exterior, a la Sour Diesel le encantará absorber los rayos del sol o la luz de la lámpara para producir unos cogollos densos y escarchados.

2. Sour Diesel Autofloreciente

La Sour Diesel Autofloreciente conserva el olor y la potencia de la Sour Diesel, pero en una versión autofloreciente, rápida y compacta. Al igual que la variedad original, la Sour Diesel Autofloreciente es resistente a distintos tipos de estrés, incluido el estrés lumínico. Además, gracias a su tamaño compacto, no alcanzará gran altura, por lo que no debería acercarse demasiado a la lámpara, evitando el problema de las quemaduras por luces.

3. Aurora Indica

Creada a partir de la Afghan y la Northern Lights, la Aurora Indica es un delicioso híbrido moderno con el encanto de la vieja escuela. Las plantas tienen un tamaño compacto por lo que son ideales para cultivos de interior, y les encanta crecer con mucha luz para impulsar un crecimiento vegetativo vigoroso y una buena floración. Cultívala con luces potentes y te recompensará con unos cogollos densos y duros como piedras, cubiertos de tricomas pegajosos.

Hojas de marihuana orientadas hacia arriba: no siempre son una gran problema

3. aurora indica

Las hojas de marihuana enrolladas hacia arriba pueden ser motivo de preocupación, especialmente si nunca las has visto antes. Pero como hemos visto en este artículo, aunque sean el resultado de quemaduras por luces, no es un problema demasiado grave. ¡Simplemente sigue los consejos mencionados aquí para que tus plantas se recuperen!