La mejor temperatura y humedad relativa para cultivar marihuana


La mejor temperatura y humedad relativa para cultivar marihuana
Steven Voser

Desde la germinación hasta el curado, la temperatura y la humedad influyen enormemente en las plantas de cannabis. Controlar estos factores puede determinar el éxito o el fracaso del cultivo. Descubre lo que debes hacer para mantener estas condiciones óptimas durante cada fase del cultivo de marihuana, para asegurarte grandes cosechas.

La temperatura y la humedad relativa son factores cruciales para cultivar marihuana. Y aunque el cannabis tiene fama de ser una planta resistente, la exposición prolongada a niveles inadecuados de temperatura y humedad puede causar estrés, atraer plagas y patógenos, e incluso matar completamente a las plantas. En este artículo, te enseñamos todo lo que debes saber sobre los niveles ideales de temperatura y humedad en todas las fases del cultivo del cannabis: desde la plántula hasta la cosecha, ¡y más allá!

LA HUMEDAD RELATIVA Y LA TEMPERATURA

Siempre que hablamos de “humedad” en relación con el cultivo de marihuana, nos referimos a la “humedad relativa”. La humedad relativa (HR) es una medida de la cantidad de vapor de agua presente en el ambiente en relación con la temperatura. Aunque este dato pueda parecer trivial, en realidad es muy importante. Dado que, por naturaleza, el aire caliente puede retener más vapor de agua que el aire frío, un nivel de humedad del 60% a 20°C no es lo mismo que una humedad del 60% a 30°C, por ejemplo.

Si cultivas marihuana en interior, debes equiparte con un termómetro y un higrómetro (o con un termohigrómetro) para poder medir con precisión los niveles de temperatura y humedad. Encontrarás una amplia variedad de dispositivos digitales y analógicos en internet o en una tienda de cultivo.

Medir la humedad relativa y la temperatura es fundamental para cultivar plantas de marihuana sanas y felices, ya que la exposición constante a niveles extremos de temperatura y humedad puede estresar incluso a las variedades de cannabis más resistentes. Y el exceso de estrés puede causar un crecimiento atrofiado, una reducción de la cosecha, hermafroditismo, o la muerte de las plantas. Así que es importante controlar estos factores.

EL PROBLEMA DE LA TEMPERATURA O LA HUMEDAD EXTREMAS

Las temperaturas extremadamente cálidas o frías pueden afectar muchos procesos biológicos de las plantas. Por encima de los 30ºC, muchas de las enzimas que intervienen en la fotosíntesis empiezan a funcionar con menos eficacia. Esto produce un retraso en el crecimiento, que tendrás que compensar con un mayor tiempo en fase vegetativa; o, en el caso de las autoflorecientes, tendrás que conformarte con plantas más pequeñas y menos productivas.

Otra gran preocupación relacionada con las altas temperaturas son las plagas. A muchas plagas habituales del cannabis (como los ácaros araña, los trips, la mosca blanca y el mildiu polvoroso) les encanta el calor. Si la tierra se calienta, también afecta a la capacidad del cannabis para absorber nutrientes, lo que puede provocar deficiencias o bloqueos de nutrientes.

Las temperaturas frías también afectan a las enzimas responsables de la fotosíntesis, por lo que causan un retraso en el crecimiento, y además pueden crear el entorno ideal para el desarrollo de ciertos tipos de moho. Por ejemplo, las temperaturas frías favorecen a la Botrytis (el hongo que causa la podredumbre del cogollo).

Del mismo modo que las temperaturas inadecuadas pueden perjudicar al cannabis, también pueden hacerlo los niveles de humedad inadecuados. El principal problema con la humedad elevada es el moho (algunos mohos proliferan en climas cálidos y húmedos, mientras que otros prefieren las condiciones frías y húmedas). Tanto las condiciones súper húmedas, como las súper secas, pueden atraer plagas; por ejemplo, a la mosca del mantillo y a los ácaros araña les gustan las condiciones húmedas y secas, respectivamente.

CÓMO MEDIR LA HR Y LA TEMPERATURA AL CULTIVAR MARIHUANA

La forma más sencilla, precisa y fiable de medir la temperatura y la humedad relativa (HR) en el cuarto o armario de cultivo es usando el ya mencionado termohigrómetro. En el mercado hay muchas marcas y modelos diferentes, pero recomendamos los modelos digitales por su facilidad de uso y su precio económico.

Asegúrate de mantener el aparato fuera de la luz directa mientras está en uso. Además, los niveles de temperatura y humedad pueden variar enormemente por encima y debajo de la canopia, sobre todo si cultivas variedades índicas densas especialmente propensas a atrapar el aire caliente y el vapor de agua. Usar varios termohigrómetros te ayudará a asegurar unos niveles de temperatura y humedad equilibrados a lo largo de un cuarto/armario de cultivo de gran tamaño.

NIVELES ÓPTIMOS DE TEMPERATURA Y HUMEDAD PARA CULTIVAR MARIHUANA

Los niveles óptimos de temperatura y humedad relativa para una planta de cannabis varían en función de la fase de cultivo. Por ejemplo, a las plántulas les gustan las condiciones cálidas y húmedas, mientras que las plantas en floración suelen preferir unas condiciones nocturnas más frescas y con menos humedad. A continuación, mostramos los mejores niveles de temperatura y humedad para la hierba en la fase de plántula, la fase vegetativa y la floración.

QUEL EST LE NIVEAU D’HUMIDITÉ RELATIVE IDÉAL POUR LE CANNABIS ?

PLÁNTULAS Y ESQUEJES

  • A las plántulas y esquejes les gustan las temperaturas entre 20-25°C y una HR del 65-70%.
  • Estas condiciones cálidas y húmedas favorecen el enraizamiento y permiten a las plántulas y esquejes absorber agua a través de las hojas hasta que desarrollen sus raíces.

Las plántulas y esquejes de marihuana son muy delicados, y los cambios bruscos en las condiciones de cultivo pueden causar un retraso en el crecimiento o incluso la muerte. Mientras forman las raíces, las plántulas suelen preferir las condiciones cálidas y húmedas. La mayoría de cultivadores tienen sus plántulas o esquejes en un propagador de semillas bajo luces frías, y mantienen un nivel alto de humedad rociando regularmente las plantas con un pulverizador.

PLANTAS EN FASE VEGETATIVA

  • Durante la fase vegetativa, las plantas prefieren unas condiciones más cálidas y menos húmedas.
  • Recomendamos subir la temperatura del cuarto/armario de cultivo a 22-28°C, y reducir gradualmente los niveles de humedad hasta alcanzar una HR óptima del 60% aproximadamente.

El carácter resistente de la planta de cannabis se pone de manifiesto durante la fase vegetativa. Mientras que la fase de plántula suele ser una etapa crítica para la mayoría de cultivadores principiantes, la fase vegetativa suele ser mucho más fácil de manejar. Una vez que las plantas han echado raíces y han desarrollado algunos nudos y hojas verdaderas, deberían empezar a elevarse, produciendo un follaje sano y exuberante.

PLANTAS EN FLORACIÓN

  • A las plantas de cannabis en floración les gustan las temperaturas frescas y la humedad baja.
  • Mantén la temperatura entre 20-26°C y la HR al 50% durante las horas en que están encendidas las luces. Y si es posible, baja la temperatura unos 5-8°C mientras estén apagadas.

Aunque la fase de floración es realmente emocionante, puede ser un reto para los cultivadores inexpertos. Algunas variedades pueden estirarse considerablemente mientras se preparan para la floración. Y los cambios en la fertilización, la iluminación, la temperatura y la humedad deben aplicarse gradualmente para evitar que las plantas sufran un shock.

PLANTAS AL FINAL DE LA FLORACIÓN

  • Durante las 2 últimas semanas de la floración, recomendamos bajar la temperatura a 20-23°C cuando las luces estén encendidas y a 18-20°C cuando estén apagadas, y reducir la HR al 30%.

Si te has emocionado al ver que tus niñas empiezan a formar sus cogollos, espera a verlas cuando se acerquen a la cosecha. Las variedades modernas de marihuana han sido criadas especialmente para producir cogollos grandes, densos y súper resinosos. Dada la densidad de estos cogollos, es importante mantener el nivel de humedad del espacio de cultivo lo más bajo posible. Las temperaturas más frías, especialmente durante las horas de oscuridad, pueden fomentar una mayor producción de resina, así como resaltar los colores vibrantes de algunas variedades.

CÓMO AJUSTAR EL NIVEL DE TEMPERATURA Y HUMEDAD

Ahora ya conoces los mejores niveles de temperatura y humedad para las distintas fases de cultivo del cannabis. ¿Pero cuáles son las mejores formas de ajustar estos parámetros y crear el ambiente ideal para tus plantas?

A continuación, detallamos algunas de las mejores formas de aumentar y reducir la temperatura y la humedad relativa en tu espacio de cultivo.

CÓMO AUMENTAR LOS NIVELES DE HUMEDAD PARA EL CANNABIS

  • Usa un humidificador.
  • Pon recipientes abiertos con agua en el cuarto de cultivo.
  • Pulveriza agua regularmente en el aire del cuarto de cultivo usando un atomizador.

CÓMO AUMENTAR LA TEMPERATURA PARA EL CANNABIS

  • Utiliza una luz de cultivo HPS de alto voltaje (cuantos más vatios, más calor producirá).
  • Pon una alfombra térmica en el suelo del cuarto/armario de cultivo.
  • Compra un pequeño calefactor con termostato que se apague automáticamente cuando se alcance la temperatura ideal en el cuarto.

CÓMO BAJAR LOS NIVELES DE HUMEDAD PARA EL CANNABIS

  • Usa un deshumidificador.
  • Aumenta la ventilación en el espacio de cultivo usando ventiladores oscilantes.
  • Compra un ventilador de entrada más eficiente para aumentar la cantidad de aire fresco que entra en el cuarto/armario.
  • Riega las plantas antes de que se enciendan las luces, para que la tierra se seque más rápidamente bajo las lámparas.

CÓMO BAJAR LA TEMPERATURA PARA EL CANNABIS

  • Aumenta el flujo de aire que entra en el espacio de cultivo, así como la ventilación dentro del mismo, usando ventiladores oscilantes.
  • Enciende las luces durante la noche y mantenlas apagadas durante el día.
  • Si cultivas con luces HPS, utiliza un tubo frío; o, si es posible, cámbialas por unas LED.
  • Instala un sistema de aire acondicionado (que también reducirá la humedad relativa de la habitación).

NIVELES IDEALES DE TEMPERATURA Y HUMEDAD PARA EL SECADO Y EL CURADO

Controlar la temperatura y la humedad no solo es importante durante el cultivo, sino también durante el secado y el curado. Aunque cada cultivador tiene su propia manera de secar y curar los cogollos, a continuación mostramos los niveles estándar de temperatura y HR durante este proceso.

SECADO

  • Primeros 3 días: 20°C y HR del 50%.
  • A partir del tercer día: 17-18°C y HR del 60%.
  • Pon un ventilador en la zona de secado para que circule el aire.

CURADO

  • Mantén la temperatura alrededor de 20°C.
  • La HR ideal para el curado del cannabis es de 59-63%. Durante las primeras semanas de curado, recuerda abrir los frascos con frecuencia (3-5 veces a la semana) para mantener el nivel óptimo de humedad.
  • Usa packs de humedad en los frascos de curado para mantener unos niveles ideales a largo plazo.

Desde el momento en que siembras las semillas, hasta el día en que cosechas, manicuras y secas los cogollos, la temperatura y la humedad influyen directamente en la salud de tus plantas y en la calidad de la cosecha. En este artículo, hemos resumido los niveles óptimos de temperatura y humedad para el cannabis en todas las fases de su ciclo de vida, así que procura tenerlo a mano mientras perfeccionas tus habilidades en el cuarto de cultivo.

Steven Voser
Steven Voser

Steven es un veterano del periodismo del cannabis que ha profundizado en todos los aspectos de la planta. Está especialmente interesado en la cultura cannábica, la nueva ciencia de la marihuana, y su influencia en el panorama legal de todo el mundo.